Influencia de las TIC en el aprendizaje

 
En las últimas décadas la sociedad ha sufrido un cambio brusco debido a los vertiginosos
avances producidos en las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). En
el campo de la educación han aparecido nuevos métodos de enseñanza que permiten a los
profesores encontrar innovadoras técnicas para estimular la motivación de los estudiantes
y mejorar su educación: herramientas multimedia, sistemas de hipertexto, sistemas
interactivos, intercambio de información entre profesores y estudiantes a través de
Internet, acceso a información sin restricciones espacio-temporales, etc. Todos estos
métodos se engloban dentro de nuevos términos tales como: online learning, elearning
and distance learning.
El uso de las TIC en el ámbito universitario no es una cuestión nueva. Es ampliamente aceptado que una educación de calidad debe incluir este tipo de tecnologías para permitir al alumnado adquirir una serie de competencias que en el futuro le van a ser exigidas cuando se inserte en el mundo laboral. El uso de estas tecnologías no sólo debe entenderse como vehículo para transmitir otros conocimientos, sino que el alumno debe de llegar a conocer al menos a nivel de usuario en general y en modo experto en determinados casos las tecnologías con las que realiza su aprendizaje, puesto que ellas serán en el futuro un medio más con el que desarrollar su trabajo. En el nuevo espacio de enseñanza virtualizada, los alumnos pueden acceder a trabajos en foros, en resolución de problemas vía web, en tutorías telemáticas, autoevaluaciones, etc. Además, la flexibilidad de intercambio de material, así como la facilidad de obtenerlo, incrementa la dedicación del alumno a trabajar la asignatura. Para el cumplimiento de estos objetivos, el uso de las TIC es imprescindible ya que implica la consolidación de metodologías colaborativas de aprendizaje (donde se aprende por la participación de todos y no solamente del profesor), posibilitando nuevas formas de acercamiento entre docentes y alumnos, los espacios ya no son tan rígidos y esquemáticos como tradicionalmente, sino divergentes y asincrónicos; en esencia
flexible.                                                                                                                                                               El modelo pedagógico con las nuevas tecnologías es un intento para solucionar los problemas del aprendizaje e incluir una nueva herramienta en este proceso. Además de mejorar el ambiente de aprendizaje, cambiar el paradigma de la educación en el aula tradicional, alejada del contexto social en el cual se circunscribe la escuela, y favorecer un aprendizaje autónomo. Estas son opciones actuales agradables, atractivas y novedosas en donde los estudiantes dejamos la pasividad y entramos a interactuar con el nuevo mundo que nos rodea.                                                                 
En este modelo de clase el lugar del docente es el de acompañar y facilitar al estudiante en su camino de aprendizaje. Un camino que deberá ser transitado al mismo tiempo que construido por cada individuo. La tarea del docente será estimular dicha construcción, facilitar las herramientas, vincularlo con el mundo. Como consecuencia de la actual era de la electrónica y de la cultura de la imagen que nos caracteriza, las posibilidades que se nos abre a la comunicación y en particular a los procesos de enseñanza-aprendizaje, el avance de las nuevas tecnologías con la creación de entornos personales o educación virtual, nos permite vislumbrar un caudal de nuevas concepciones. De hecho, estas tecnologías nos están suministrando nuevas formas de percibir de ver y de pensar en forma global, de localizar la información no como estamos acostumbrados en los textos sino favoreciendo la agilidad mental y la creatividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada